11 noviembre 2015

mi admiración por Melchor Posse

La verdad que nunca lo voté. Ni a él ni al hijo, pero eso nunca quitó un gran detalle que me hizo admirarlo siempre. Si Posse se enfermaba, se atendía en el hospital municipal. De hecho, sus últimos días los pasó allí. Un gran ejemplo para muchos políticos, si tomamos encuenta el político sureño que se vino a Buenos Aires, al no barato Sanatorio Otamendi para que en la habitación presidencial del sanatorio de la ultraderecha católica, pudieron recién extraerle un granito de la panza. Supongo que era alta complejidad y no había necesaria tecnología en los hospitales públicos de la provincia del ex presidente.
Yo tuve la suerte de tener una salud que me permitió no necesitar el hospital municipal que hoy lleva con orgullo su nombre por haberlo casi terminado en sólo 40 años. Al antiguo hospital si he ido a sacarme alguna muela en la época de la dictadura, ne acuerdo que te hacían un censo y te daban tarjetas bien visibles de tres colores; si entrabas con la tarjeta de un color pagabas barata la consulta, de otro color la ibas mostrando porque eras el que mas pagabas y te hacía creer que eras de la clase mas alta de San Isidro (De los mas ricos que necesitaban un hospital público). Y si tenías la tarjeta blanca eras un villero. Y ya no podías ni disimular. Cuando vino la democracia, por suerte eso cambió. Ya terminando sus funciones hospitalarias volví al viejo hospital a retirar los restos de mi viejo.
Pero al nuevo, al orgullo de San Isidro, a ese nunca había ido hasta este lunes, allí comencé a tenerle mas admiración aún al Dr. Melchor Angel Posse. Porque yo al caminar por los pasillos del elefante blanco me imaginaba que estaba pasando los mismos momentos que pasó mi intendente. El se habrá sentido mal como yo y habrá tomado el 304 para llegar a la guardia y que lo hagan esperar cuatro horas con un dolor de la gran puta. El mismísimo intendente habrá tenido que ir a mear en esos baños de la guardia que te dan miedo a agarrarte la Hepatitis w o infecciones que no conoce ni el doctor Housse.
Me lo imagino al Doctor subir al primer piso con los análisis de urgencia para que en laboratorio le digan. “nosotros no hacemos esto”. Ir a hacerse una ecografía y darse cuenta que el que hace ecografías justo ese día faltó y cuando retorna a la guardia que le digan: lamentablemente no hay camas.
Esos son políticos. Personas del pueblo y para el pueblo. gente que sufre lo que su pueblo sufre.
Entré a la guardia el lunes a las 10. Y salí el miércoles a las 15


27 octubre 2015

EL BARBARO SIEMPRE ES EL OTRO (Heródoto)

Las elecciones de ayer en Argentina dejaron a muchos perplejos. La oposición se alegra sin mucho análisis mientras el oficialismo se limita a criticar a la clase media por haber hecho la peor elección en su campaña.
A mi humilde entender hay muchos motivos que confluyen en esta derrota, a continuación algunos que yo he visto.
1.- en primer lugar, todos lo hemos visto que el propio oficialismo votó a Scioli con desconfianza. Cristina de Kirchner centró todo su mandato en ella y no tuvo la capacidad (tal vez ni el deseo) de generar nuevos cuadros, por lo tanto quien quedó como candidato a presidente por ser el que mas medía, fue aquel que ningún kirchnerista quería: Daniel Scioli. De cada 10 kirchneristas 9 lo votaron con desconfianza, ¿Cómo pedir que lo votemos con ganas?
2.- El candidato a gobernador, uno de los hombres mas soberbios del kirchnerismo, además sospechado en el triple crimen de la efedrina le quitó muchísimos votos a Scioli como es fácil ver en los resultados.
3.- Cuando Massa le ganó al kirchnerismo, la señora presidente entendió muy bien el mensaje de las urnas. Muchos votantes habían emigrado para el ex militante de la UCD e inmediatamente Cristina tomó cartas en el asunto. Recuperó los votos virando su gobierno hacia la derecha. Berni es el botón de muestra. Un gobierno que había hecho tanto por los inmigrantes ahora pone a un secretario que propone, como antaño una ley de inmigrantes que hasta permite en algunos casos expulsarlos sin juicio previo. Cuando Nestor, el niño Qom murió desnutrido yo escuché decir a mas de uno: “la culpa es de los padres que se chupan la guita…” (Después la Campora en Martinez me ve y me grita “Gorila) Pues la mayoría de los derechizados votantes de Cristina quieren mas ajuste, mas derecha y votaron a su ex compañero menemista Mauricio Macri.
La falta de autocrítica del gobierno hizo que Anibal Fernandez vea fantasmas conspirativos dentro del movimiento k y que la mediocridad cargue las culpas a la clase media. La verdad es que hay que ponerse anteojos muy poderosos para ver la diferencia entre los dos candidatos que llegan en noviembre al balotage. Los dos van a devaluar, la única diferencia quizás es que Macri lo va a hacer en 48 horas y Scioli en tres o cuatro meses. Scioli, según parece quiere sacarnos las amígdalas con anestesia mientras Macri a la usanza antigua. Pero ambos piensan devaluar.
Ambos seguirán dependiendo del estractivismo económico. Ambos seguirán regalándole el oro a la Barrik Gold. Ambos estarán a favor de la minería a cielo abierto. Ninguno de los dos planteó una política hacia los pueblos originarios. Tanto Scioli como Macri piensan seguir entregando la soberanía alimentaria en manos de Monsanto. 
Ninguno de los dos planteó como salir del déficit fiscal. Ninguno de los dos prometió federalizar al país. 
Ahora aquellos que lo votaron con un poquitín de miedo me tratan de gorila porque no les doy mi apoyo. 
Hagan las cosas bien. Tengan un poquito de autocrítica que la culpa del desmoronamiento no la tienen “los de afuera”. Ni clarín ni la clase media son culpables de sus propios miedos y contradicciones.

10 septiembre 2015

OSCAR SANCHEZ


Otro chico murió desnutrido en el país de la soja. La oposición usa al pobre pibe para su campaña política mientras el oficialismo los llaman  “gorilas” y usan una argumentación muy populista: “la culpa es de los padres que se chupan toda la guita”.

Otro chico murió de hambre en Argentina, se llamaba Oscar Sanchez, era de nuestros hermanos Qom, los que en todas las épocas esperaron una respuesta que nunca llega. Quería ver la estatua de Juana Azurduy, el gran homenaje del gobierno a su pueblo, no llegó.

Mientras unos se acusan a otros un niño muere de hambre. Unos se acusan a otros y nadie tiene la culpa. Tal vez los culpables seamos todos los que nos dimos cuenta que hay hambre mirando la televisión, nos sentimos mal un ratito y cambiamos de canal.

04 junio 2015

dia del inmigrante italiano

Ayer fue el día del inmigrante italiano. Para todos los italianos que llegaron a Argentina y sobre todo a aquellos tataraabuelos que me transmitieron el gen anarquista va Gagliardi:

Don Pascual.Opciones


Marcar como nuevoAgregar a mis FavoritosAñadir a mis SuscripcionesRSS feedDestacarImprimirCompartir Reportar Mensaje....Como otros y tercera.

llego un dia a Buenos Aires,.

y se perdio por sus calles .

bajo un sol de primavera..

Como tantos , fue su lema ,.

Fare la America y volver,.

pero.... America es mujer .

y al que llega lo encadena ..

.

Tuvo un norte trabajar.

y una esperanza volver.

si veinte se vio caer,.

veintiuna levantar..

Ese anhelo de triunfar .

y el temor de verse solo,.

lo fue empujando de modo .

que llego sin esperar..

.

Fare la America y volver.

a la Italia que dejara,.

idea que alimentara ,.

y a Pascual lo hizo vencer..

Pero America es mujer,.

y una manana cualquiera ,.

le trajo una companera.

que lo supo comprender..

.

Y Pascual formo un hogar.

un hogar que dios bendijo ,.

fueron llegando los hijos.

y hubo mas que trabajar..

Habia que alimentar.

esa carne de su carne,.

porque corria en su sangre.

el fuego meridional..

.

La idea de su regreso,.

el tiempo lo fue alejando.

E...lo chico estudiando,.

habia tiempo para eso.

y con su pipa de yeso.

apretada entre los dientes .

otros planes diferentes.

dibujo el humo travieso..

.

Pronto los hijos crecieron,.

crecieron rapidamente,.

y Pascual,timidamente,.

fue su debil prisionero,.

Ya no solo se rieron.

por su charla atravesada,.

tambien su pipa apestaba .

del jardin al gallinero..

.

Amigos de facultad,.

companeros de liceo.

poco a poco oscurecieron.

el sol de su libertad.

el temor al que diran,.

fue creciendo amenasante,.

y fue otra vez inmigrante.

en su casa Don Pascual..

.

Lo fueron arrinconando,.

como un trasto que molesta,.

cada vez que habia una fiesta.

lo alejaban alegando.

de que estaban cultivando.

relaciones de importancia,.

y entre titulos y estancia .

Don Pascual se fue entregando,.

.

Y ayer se enfermo de veras .

para evitar que lo inventen,.

su hija cumple los veinte.

y vienen sus companeras,.

ni a esa fiesta siquiera .

don Pascual puede asistir,.

y ya ni quiere morir .

por temor de que lo vean..

.

Y solito haya en la cama ,.

don Pascual el ordinario,.

recorre el abecedario.

de aquel dia en que llegara,.

Fare la America exclamaba.

Fare la america y volver.....

y el llanto entra a correr .

por el campo de su cara..

.

Hector Gagliardi.

17 mayo 2015

la flor de la palabra

Hermanos:


No morirá la flor de la palabra. Podrá morir el rostro oculto de quien la nombra hoy, pero la palabra que vino desde el fondo de la historia y de la tierra ya no podrá ser arrancada por la soberbia del poder.

Nosotros nacimos de la noche. En ella vivimos. Moriremos en ella. Pero la luz será mañana para los más, para todos aquellos que hoy lloran la noche, para quienes se niega el día, para quienes es regalo la muerte, para quienes está prohibida la vida. Para todos la luz. Para todos todo. Para nosotros el dolor y la angustia, para nosotros la alegre rebeldía, para nosotros el futuro negado, para nosotros la dignidad insurrecta. Para nosotros nada.

Nuestra lucha es por hacernos escuchar, y el mal gobierno grita soberbia y tapa con cañones sus oídos.
Nuestra lucha es por el hambre, y el mal gobierno regala plomo y papel a los estómagos de nuestros hijos.
Nuestra lucha es por un techo digno, y el mal gobierno destruye nuestra casa y nuestra historia
Nuestra lucha es por el saber, y el mal gobierno reparte ignorancia y desprecio.
Nuestra lucha es por la tierra, y el mal gobierno ofrece cementerios.
Nuestra lucha es por un trabajo justo y digno, y el mal gobierno compra y vende cuerpos y vergenzas.
Nuestra lucha es por la vida, y el mal gobierno oferta muerte como futuro.
Nuestra lucha es por el respeto a nuestro derecho a gobernar y gobernarnos, y el mal gobierno impone a los más la ley de los menos.

Nuestra lucha es por la libertad para el pensamiento y el caminar, y el mal gobierno pone cárceles y tumbas.

Nuestra lucha es por la justicia, y el mal gobierno se llena de criminales y asesinos.

Nuestra lucha es por la historia, y el mal gobierno propone olvido.

Nuestra lucha es por la Patria, y el mal gobierno sueña con la bandera y la lengua extranjeras.

Nuestra lucha es por la paz, y el mal gobierno anuncia guerra y destrucción.

Techo, tierra, trabajo, pan, salud, educación, independencia, democracia, libertad, justicia y paz. Estas fueron nuestras banderas en la madrugada de 1994. Estas fueron nuestras demandas en la larga noche de los 500 años. Estas son, hoy, nuestras exigencias.

Nuestra sangre y la palabra nuestra encendieron un fuego pequeñito en la montaña y lo caminamos rumbo a la casa del poder y del dinero. Hermanos y hermanas de otras razas y otras lenguas, de otro color y mismo corazón, protegieron nuestra luz y en ella bebieron sus respectivos fuegos.

Vino el poderoso a apagarnos con su fuerte soplido, pero nuestra luz se creció en otras luces. Sueña el rico con apagar la luz primera. Es inútil, hay ya muchas luces y todas son primeras.

Por trabajar nos matan, por vivir nos matan. No hay lugar para nosotros en el mundo del poder. Por luchar nos matarán, pero así nos haremos un mundo donde nos quepamos todos y todos nos vivamos sin muerte en la palabra.

Nos quieren quitar la tierra para que ya no tenga suelo nuestro paso. Nos quieren quitar la historia para que en el olvido se muera nuestra palabra. No nos quieren indios. Muertos nos quieren.

Para el poderoso nuestro silencio fue su deseo. Callando nos moríamos, sin palabra no existíamos. Luchamos para hablar contra el olvido, contra la muerte, por la memoria y por la vida. Luchamos por el miedo a morir la muerte del olvido.

Hablando en su corazón indio, la Patria sigue digna y con memoria.





Subcomandante Insurgente Marcos.

15 enero 2015

Marcos 1,4-11

Reflexión bíblica compartida por el hno Miguel Ponsati en la Comunidad Anabautista Menonita de Buenos Aires.

Nuevamente nos encontramos aquí con una escena del Evangelio según Marcos en torno a Juan el Bautista predicando en el desierto y con un acento puesto en el acontecimiento del Bautismo de Jesús. La esperanza de encontrar y de escuchar un mensaje de Dios en lugares salvajes, desérticos estaba motivada por la memoria de los años vividos por Israel en el desierto y la experiencia segura de la providencia de Dios. A ese lugar recóndito, alejado es
a donde llegó Jesús para ser bautizado, como todas las otras personas. Lo hizo, no porque tuviera necesidad de arrepentirse, sino como un acto de humildad y preparación para el comienzo de una gran misión. Se nos presenta en una escena que desencadenará un tiempo muy especial de la historia de salvación que Dios viene realizando sobre su creación y con su pueblo. El Bautismo de Jesucristo señala el reconocimiento que Dios hace de Jesús como su Hijo, y en quién tiene puesta toda su predilección; aquí el absoluto es importante: ‘toda' su predilección. Es decir, hay una predilección plena de Dios puesta sobre la persona de Jesucristo. El Espíritu Santo que desciende sobre él señala una filiación directa, y esa filiación es promulgada, avalada y sostenida allí por Dios. Es decir que la 'buena voluntad' que afirma esa filiación es divina y de ninguna manera humana.
A veces, entre los cristianos suele haber confusión en cuanto a una supuesta voluntad humana que definiría nuestro lugar en este mundo como hijos/as de Dios. El pacto que Dios realiza con nosotros/as en el Bautismo desencadena la posibilidad permanente de participar de algo que Dios realiza. Llegar a ser hijos/as de Dios es una consecuencia de la buena voluntad que Dios tiene para con nosotros/as, y no algo provocado por la “buena voluntad” que podamos tener nosotros hacia los propósitos de Dios.
Como humanos que somos tenemos una tendencia esclavizante que nos aleja constantemente de la voluntad de Dios, a eso solemos llamarlo pecado, o la presencia del mal en el mundo, la cual de no existir no hubiera habido ninguna necesidad de parte de Dios en hacerse ser humano, nacer en aquel pesebre de Belén, y ahora en este acontecimiento en el que se sella una unión entre el cielo y la tierra, entre el agua y la Palabra, entre Dios y Jesucristo por medio del Bautismo, en señalar un camino, un recorrido. El pecado nos conduce por caminos que nos extravían de la ‘buena voluntad de Dios', lo que de alguna manera nos está indicando que la voluntad humana no es (tan) ‘buena' ni (tan) 'libre'. Podríamos decir que el mal que vivimos en este mundo no corresponde a una voluntad de Dios, sino al desenvolvimiento de la voluntad humana en contra de los propósitos de Dios. Lo que nos define como hijos/as de Dios no es lo ‘bueno/a' que nos podamos llegar a creer que somos o lo virtuosa que pueda llegar a ser nuestra conducta, sino que es la gracia y misericordia que Dios tiene con nosotros/as.
También es bueno recordar que el Bautismo no solo señala una filiación divina, también y simultáneamente nos conduce a una filiación humana: ser hijos/as de Dios nos hace hermanos/as.
Tal vez esto ya nos reorienta en nuestro andar en la convivencia: el otro o la otra, es un ser humano que debo reconocer como hermano/a. Aunque tenga un color de piel diferente a la mía, aunque tenga una orientación sexual que me incomode, a pesar de que le pueda atribuir todos los defectos que pueda imaginar, sigue siendo alguien a quién Dios nos conduce a comprender, aceptar, reconocer y amar como hermano/a. Por esto el Bautismo nos reubica a cada uno/a en un lugar particular en medio de la convivencia, un lugar que nos permite ver a los demás más allá de la voluntad humana, tratando de contemplar la convivencia desde la misericordia que Dios nos tiene.
El camino que iniciamos en el Bautismo, procura seguir por un lado el camino de filiación divina que tuvo Cristo, y por otro la reorientación constante de nuestra voluntad humana a la luz de la voluntad de Dios, principalmente en la convivencia que construimos. El Bautismo nos conduce a un ejercicio o trabajo en el que reeducamos nuestra voluntad que tiende a perder de vista el vínculo familiar humano que nos debe mantener unidos, y que muchas veces se refleja en divisiones, quebrantos y violencias que alimentan distanciamiento, rencor y odio, oscureciendo así la voluntad de Dios entre nosotros/as.
Al rememorar nuestro propio bautismo debemos recordar que pertenecemos a Dios, a un Dios que pretende reorientar nuestra voluntad hacia los propósitos de salvación que desarrolla entre nosotros/as, que procura revertir la enemistad que construimos en nuestra convivencia, y llevarnos a una hermandad que se suele presentar como una utopía. No obstante, aun como utopía nos invita a establecer un vínculo simultáneo entre Dios y su familia, familia de la cual nosotros/as tan solo somos una parte.
Que al iniciar este nuevo año vayamos al desierto a escuchar en el silencio la voz de Dios, sosegadamente, sin prisas. Encontremos un espacio y un tiempo para estar a solas con el Señor de la Vida. Abramos nuestro corazón y motivaciones más profundas para que Dios las examine y que Él por su gracia y misericordia nos transforme y haga cada día mejores testigos de su Reino. Amén.

07 enero 2015

¿Y porqué no le dan ustedes?



Lucas 9: 10 – 15

Recuerdo que hemos hablado en alguna oportunidad de estos versículos. Espero no reiterarme mucho para no aburrirlos. Pero hay tres cosas fundamentales que a mí me llamaron la atención cada vez que leo esta experiencia en cualquiera de sus versiones escritas por los cuatro evangelistas y quisiera que hoy las repasemos brevemente.

1.- Jesús hace milagros
                No cabe ninguna duda que Jesús es milagroso. Hoy estamos rodeados de milagreros que hacen trucos de magia para llamar la atención de las masas y posicionarse como grandes señores. Jesús no era milagrero, Jesús es milagroso. Hay una gran diferencia. Jesús no hizo milagros para que todos lo admiren, él “sanaba a los que necesitaban ser curados” (vs. 11)
Jesús no hacía milagros porque necesitaba ser visto, no sanaba para que lo invite Susana, en más de alguna ocasión después de haber sanado solicitaba que no le digan a nadie. No quería ser milagrero.
Como seguidores de su ejemplo es bueno recordar que no estamos en este mundo para hacer grandes “campañas de fe y milagros”, estamos para ayudar al prójimo, para ayudarnos entre todos a lograr el milagro de suplir las necesidades que nos agobian.
Cuando los discípulos le piden a Jesús que se desligue del problema (despídelos para que se vayan) Jesús los desafía a solucionar el problema del prójimo: dadle vosotros de comer…
Pero sólo cuando los discípulos reconocen su impotencia frente a su obligación, es cuando Jesús actúa.

2.- cinco mil personas sin contar las mujeres y los niños.
                No lo expresa así Lucas, pero dice que eran cinco mil hombres. (14)
                Las mujeres, los niños, los discapacitados, los pobres, los originarios, los negros… (y síguela cuenta) nunca fueron tenidos en cuenta.
                La legislación romana (de donde deriva la nuestra), establecía que en épocas de hambruna, de sitio de la ciudad por el enemigo, un hombre podía comerse a sus hijos… la mujer era comprada en la mayoría de las culturas, los discapacitados tirados de alguna montaña y los viejos muchas veces abandonados a su suerte.
Jesús vino a enseñarnos que las mujeres y los niños cuentan.
María se sentó a los pies del maestro, Marta se quejó porque era una actitud reservada a los hombres solamente. Pero Jesús le dio su lugar.
El mismo Jesús que tomó un niño, lo puso en el centro y nos enseñó que debemos ser como ellos si queremos estar en el buen camino.
Aquel Jesús de la parábola que nos invita a salir por los caminos buscando a los pobres y discapacitados, porque ellos SI cuentan

3.- Jesús nos da una comisión: Dadle vosotros de comer
                Durante mucho tiempo hemos enseñado que la gran comisión está relacionada con temas supramundanos, con la salvación del alma desencarnada.
Jesús, nuestro ejemplo, no era ningún reduccionista.
Jesús no vino a salvar “almas”.
Jesús se preocupó del hombre como ser integral.   Su cuerpo, su mente, su espíritu. El hombre como ser social, cultural y político… todo le interesa a nuestro Señor y todo quiere salvar y sanar.
8 niños argentinos mueren por día a causa del hambre en un país con 6 millones de evangélicos y muchos más católicos con un mandato ineludible: denle ustedes de comer.
                No es producto de la casualidad que estemos en Boulogne. Dios tiene un propósito para nosotros en este barrio y nos dice: denle ustedes de comer.

                ¿Cuáles son las necesidades del barrio? Porque es parte de nuestra misión evangélica preocuparnos por cada necesidad de cada ser que nos rodea.