17 enero 2016

el gradualismo fiscal (o como meterle la mano en el bolsillo a los trabajadores de a poquito)

Dice el diario La Naciòn en su suplemento económico que Prat Gay tiene una idea muy buena para terminar con la inflación: El gradualismo fiscal. Este gradualismo consiste en bajar lentamente los impuestos, emitir menos y suspender las paritarias.
Con el gobierno anterior ya las paritarias servían de poco porque aumentaban sólo la inflación del año pasado. Lo que equivale a decir que los trabajadores financiábamos durante todo el año la inflación. Al suspender las paritarias además estaremos perdiendo poder adquisitivo. Quitar impuestos a los coches de alta gama y las retenciones fueron parte de esta genial idea de gradualismo que se suplementa con meterle la mano en el bolsillo a los trabajadores.
Este hermoso plan de Prat Gay, al decir de La Nación “no es un mapa de ruta pero muestra una dirección”: Bajarle los impuestos a los ricos y el sueldo a los pobres es la solución que este inoperante propone y la Nación bendice