07 julio 2008

de anteojos y anteojeras




Las teologías basuras de clase media necesitan anteojos para ver dónde hay un pobre. Otras teologías oligarcas buscan tener una opción preferencial por los pobres.
Con anteojos o anteojeras lo mismo da: los pobres son objeto de risa para unos y de asistencialismo proselitista para otros. Pero ninguno hace caso a Jesús que trató a dichos pobres ni como payasos ni como objeto, sino como sujetos de la historia cuando dice: “Bienaventurados los pobres”.
Ya explicamos muchas veces y no hace falta repetir porqueses: los pobres no son aquellos que no tienen dinero. Cuando Jesús habla de pobres habla de todo tipo de marginados de los sistemas religiosos y políticos: los desposeídos, las comunidades aborígenes (los pueblos originarios de quienes se han reído en este mismo blogs quienes se ríen precisamente de los pobres), los homosexuales (también se burlaron de los “putos”), los discapacitados (a estos los desprecian apodando a sus opositores con enfermedades mentales –estúpido, idiota, etc.-). En fin, lamentablemente la lista es cada vez mas larga.
Nosotros pensamos seguir trabajando en ese camino que trazó Jesús aunque algunos cristianos se rían de sus enseñanzas.