23 noviembre 2007

cualquiera que le diga fatuo...

Entro en un blogs teológico y me encuentro con insultos a los que creen y piensan diferente: imbécil, estúpido, son adjetivos que pone el escritor a quienes opinan de otra forma. Lo peor es que esos insultos los coloca en boca de Dios: “las escrituras llaman imbéciles a los que piensan diferente que yo…”Me molesta sobremanera, por eso quiero decirle a esa estúpida persona que no sea imbécil y que no insulte a los necios que piensan diferentes…Poniéndonos serios hay tres cositas que quisiera resaltar al respecto:1.- lo primero, breve y contundente son las palabras de Jesús en el sermón del monte:Cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. … Jesús compara el insulto con el asesinato.Nada más2.- Una pregunta: ¿porqué los insultos mayormente tienen que ver con la discapacidad? “Mogólico” es una persona que nació con síndrome de Down. Estúpido, idiota, imbécil se consideraba en la antigüedad a personas débiles mentales. ¿Por qué esa discriminación?3.- Por último, ¿sabías que etimológicamente muchas palabras no insultan sino que al contrario, halagan? Es más, serían un piropo para tu narcisismo extremo.Fijate por ejemplo, “estúpido” deriva del latín stúpidus que quiere decir sorprendido, asombrado, virtudes de un buen teólogo. Stupidus deriva del verbo stupere, que ha dado lugar a palabras como “estupendo”. ¿viste teólogo engrupido? ¡Que pena que vos no sos un estúpido!!!!!!!!!!!!!La palabra idiota, (idio: propio) la usaban los griegos para denominar a los ciudadanos que, aun teniendo derechos, no se ocupaban de la vida pública. Idiota en su definición original es una persona que se ocupa de lo suyo propio sin ofrecer nada a los demás. Esa idiotez, aunque dista mucho de la definición que le damos hoy, define a muchos cristianos que dicen: los cristianos no nos metemos en política (o en palabras de los antiguos griegos: “son idiotas”)Imbécil, es una persona que no usaba bastón (im baktron). Alguien que no tiene donde apoyarse y por eso se apoya en los demás. ¡Qué bueno sería de que teólogos como vos, en lugar de insultar, te apoyaras en los hombros de los que realmente saben. Qué pena que no sos un imbécil!!!!!!!!!!!!
Cuando en roma a alguien le preguntaban ¿sabe como llegar a tal lado? Y el encuestado no sabía, no le indicaba cualquier lugar sólo para no parecer ignorante. Simplemente le decía “necio” que quiere decir “no se”
Es virtud del buen teólogo que no pretenda tener la respuesta a todas las preguntas. Decir no se es una virtud a veces. A gente como vos, que tienen todas las respuestas, incluso a preguntas que nadie les hace hay que desconfiarles. Por eso te recomiendo que seas un poco más necio…
Dios te bendiga