24 julio 2016

nos siguen distrayendo



Mientras en Argentina, un país de 40 millones de habitantes que cosecha para que coman 400 millones muere una persona cada diez horas por desnutrición, leo en La Nación de hoy que consumimos 9 rollos de cocinas anuales per capita, dato extremadamente interesante sobre todo comparado con los 2,5 encendedores que el domingo pasado nos comunicó el mismo diario que consumíamos anualmente en nuestro país.
Los cristianos están muy preocupados por la sana doctrina, los testigos porno donar sangre, los adventistas por demostrar como se consumirán en el infierno los que guardan el domingo y los católicos por si el papa declaró a una mujer como periodista del vaticano.
Los zurdos preocupados por bielorusia, los peronistas por el convento, los budistas por el carma.
Los únicos que se concentran en la realidad son ellos, por eso ganaron. Ellos saben bien que para ganar, y seguir amasando fortunas escandalosas tienen que tener al pueblo hablando de conventos, días santos, boca, river y rollos de cocina.
Lo están logrando.