11 julio 2007

Pablo y la homosexualidad
exégesis de romanos 1
Estos versículos se han usado a menudo para condenar la práctica homosexual. Sin embargo, creemos que Pablo no está haciendo una condena generalizada de la homosexualidad sino que se está refiriendo a otro tema relacionado con lo “cúltico”. Veamos: Pablo comienza este texto diciendo contra quien se revela la “ira” de Dios: contra todos los que detienen con injusticia la verdad. A partir de aquí, comienza a describir el carácter de quienes esconden la verdad detrás de la injusticia:21 Porque habiendo conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias; antes se ofuscaron en vanos razonamientos, y su necio corazón se entenebreció.22 Jactándose de ser sabios, se volvieron necios,23 y cambiaron la gloria del Dios inmortal por imágenes de hombre mortal, y hasta de aves, cuadrúpedos y reptiles.Así que Básicamente, los hombres que detienen con injusticia la verdad caen en el pecado de:v No glorificar a Dios sino más bien de perderse en sus razonamientosv Creerse sabios cuando en realidad son neciosv Cambiar a Dios por imágenes de hombres y animales.Este último punto consideramos esencial: todo hombre que detiene con injusticia la verdad es un idólatra. Aquí habla Pablo básicamente de que estas personas adoraban imágenes de seres humanos, y que esta adoración los llevó a Deshonrar sus propios cuerpos (vs. 24) ¿Dé qué forma deshonraron sus propios cuerpos?: adorándose a si mismo en lugar de adorar a Dios:Cambiaron la verdad de Dios en mentira, y adoraron y sirvieron a las criaturas antes que al Creador, que es bendito por los siglos. Amén (Vs. 25)Después sigue Pablo diciendo que por eso (por la idolatría) cayeron en la homosexualidad. (26,27) ¿Es entonces la homosexualidad un pecado condenado por Pablo?, en este caso sí, porque está hablando de la homosexualidad por causa de la idolatría.La idolatría en este caso no es otra cosa que la supravaloración de la persona al punto de igualarla con Dios mismo. Esto causa infinidad de problemas no sólo personales sino también sociales: El culto a la personalidad construye líderes y gurúes que atrasan los procesos sociales.También vemos la idolatría que la sociedad de consumo genera sobre los cuerpos. Los modelos muestran en televisión y revistas constantemente mujeres y hombres esculturales y perfectos, llevan a mucha gente a tratar de verse igual, muchos adoran las imágenes que la televisión les impone y se adoran tanto que al interiorisar esa adoración se convierten en homosexuales: son homosexuales porque adoran la imagen del cuerpo escultural que le vendió la publicidad. En otras palabras, su homosexualidad es producto de la idolatría: adoraron a criaturas antes que a Dios (V. 25)... por eso las mujeres cambiaron su relación natural... (26)... y también los hombres (27). Por eso consideramos que cuando Pablo condena la homosexualidad, está refiriéndose específicamente a la sexualidad que es producto de la idolatría y no debería por tanto tratarse a todos los homosexuales de la misma forma. Existen también hombres y mujeres heterosexuales que cometen el mismo pecado de idolatría y su actitud también es condenada porque Pablo, repetimos, no está condenando en estos textos la sexualidad de nadie sino la actitud idólatra.