14 diciembre 2014

la palabra encarnada


De los cuatro evangelios, sabemos, Juan es el más diferente de todos. Los llamados sinópticos comienzan diciendo cómo nació Jesús, su genealogía, su relación con el bautista; pero Juan empieza en el momento de la creación: en el principio era la palabra. Nos habla de la preexistencia de la Palabra, de la creación por su medio para decirnos en el versículo 14 que esa palabra se encarnó para habitar entre nosotros.
Así que Juan nos ubica en un escenario que ningún otro evangelista nos ubica: el mismo Dios creador es el redentor de la humanidad. Por medio de la Palabra, nos dice, fue creado el universo y sin él nada de lo creado hubiese llegado a la existencia.
Pero para lograr la redención del hombre esa palabra tuvo que hacer algo diferente. No podía reconciliarnos sólo con “la palabra”. Para lograr una nueva humanidad la palabra necesitó encarnarse: y la palabra se hizo carne y habitó entre nosotros.
Para crear al mundo hizo falta la palabra, para crear una nueva humanidad de igualdad y justicia esa palabra debió encarnarse.  Así nació Jesús, el misterio de la Palabra encarnada. Y no encarnado en reyes, príncipes u hombres de renombre, encarnado en el hijo de un trabajador, de un pueblo pobre, nacido en un establo rodeado de animales y pastores. Allí, según nos cuenta Mateo, fue visitado por unos magos de oriente. La tradición nos dice que eran tres y que eran reyes. Si tomamos en cuenta esta tradición podemos decir que Jesús, estando en el pesebre, muestra su primer acto de construcción de esta nueva sociedad: los reyes entraron a un pesebre y se arrodillaron frente al hijo de un carpintero, no porque Jesús fuera Dios sino precisamente porque era el hijo de un carpintero. Los reyes, los mandatarios de la nueva sociedad, son hombres al servicio de los humildes y no dictadores que se enriquecen a sus expensas.
Pero esto no termina aquí, la Biblia nos dice que Jesús es la cabeza de un cuerpo. Estas palabras nos dicen que formamos un hombre nuevo cuando toda la comunidad es un cuerpo con la cabeza de Jesús. Esto nos obliga a algo: si la palabra se encarnó, es preciso que nosotros también nos encarnemos. Nuestro destino, en cierta medida es el destino de Jesús: encarnarnos en cada necesitado, en cada marginado, en cada excluido del sistema.
Este mundo de muerte y pecado es un mundo elitista. Los sistemas políticos destruyen, discriminan y matan a la mayoría de la población: negros, mujeres, niños, pobres, discapacitados, inmigrantes son, entre otros, aquellos en quienes nos tenemos que encarnar.
En la época de Jesús la pobreza era una realidad hereditaria. Eras pobre por herencia familiar. Hoy en día, mal o bien, hay movilidad de clase, en esa época era prácticamente imposible, allí lo más injusto de la pobreza, que el pobre era pobre por el hecho de haber nacido en una familia pobre. Jesús se encarnó en un pobre por la injusticia que eso implica. Hoy, cuando hablamos de pobreza no estamos haciendo mención sólo a la cuestión económica sino a todo discriminado que es marginado por el hecho de haber nacido: el color, el sexo, el género, etc.

De ese lado nos tenemos que poner, del lado de aquellos que son marginados por el sistema de muerte. Y no es una “opción”. No se trata de que podemos sino de que debemos estar del lado de los derechos de aquellos por quienes Cristo murió. Tenemos que predicarle al mundo entero, pero desde esa encarnación en aquellos que más lo necesitan.

11 noviembre 2014

pastor quiere desalojar una iglesia porque se cree el dueño

NO AL DESALOJO DE LA IGLESIA DIMENSIÓN DE FE

Buenos Aires, 10 de noviembre de 2014

Hermanas y hermanos; compañeras y compañeros.

“Ay de Ustedes, que transforman las leyes en algo tan amargo como el ajenjo y tiran por el suelo la justicia. Ustedes odian al que defiende lo justo en el tribunal y aborrecen a todo lo que dice la verdad. Pues bien, ya que ustedes han pisoteado al pobre exigiendo una aporte de su cosecha esas casas de piedra canteadas que edifican no las van a ocupar y de esas cepas escogidas que ahora plantan no probaran el vino”
(Amos 5: 10 – 11)

Por medio de este comunicado, queremos expresar nuestro dolor y preocupación en relación con la situación que estamos viviendo como Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos del barrio de Mataderos, Alberdi 5250 / Comuna 9.

En el día de la fecha, con orden del Juzgado Nacional de primera instancia en lo Civil N° 6, Seccional 12, la Oficial de Justicia, , el pastor Enrique Altamirano de la Asociación “La Iglesia de Dios” (ALIDD), la Dr. Silvia Graciela Díaz Yagues (representante legal de ALIDD) y laicos de la misma institución, han efectuado un intento de desalojo, logrando la sustracción de diferentes muebles de la comunidad Dimensión de Fe, sin haber sido notificados, y con ciertas irregularidades en el proceso.

Han arribado al inmueble rompiendo y cambiando la cerradura de nuestra iglesia, sustrayendo todos los materiales y herramientas del taller de marroquinera (cooperativa en formación), todos los muebles y la ropa del Ropero Comunitario, muebles cocina, cocina industrial, heladera, freezer, instrumentos musicales; como así también objetos personales, documentación y dinero de una familia que vive transitoriamente en las instalaciones. Lo sustraído no tuvo inventario alguno y actualmente desconocemos cual fue el destino de todo lo mencionado.

Dicha orden de desalojo está en curso desde el 2008, producto de denuncias al interior de la Asociación y desde hace 6 años venimos resistiendo a la judicialización del conflicto institucional; no abandonando nuestro espacio de vida y de fe.

En todo este tiempo hemos convocado al dialogo en forma insistente al Pastor Miguel Ángel Benítez como Presidente de ALIDD, para resolver pacíficamente el conflicto mencionado; sin respuesta alguna.

La comunidad Dimensión de Fe tiene 35 años de vida y testimonio, es filial de ALIDD, la cual forma parte de organismos ecuménicos como la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE), el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH), el Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) y el Consejo Mundial de Iglesias (CMI), de la cuales sabemos han estado comprometidas históricamente con las temáticas de los Derechos Humanos y la liberación de los oprimidos, causas que nuestra comunidad siempre ha abrazado. En este sentido, hacemos un llamado a estas instituciones y a toda organización y comunidad a acompañarnos en la búsqueda de un espacio de diálogo.

En caso de que la medida expulsiva avance, nos preguntamos:
¿Cómo seguirá funcionando esta gran cantidad de servicios que hoy se brindan en la comunidad? ¿Quién se hará cargo de tantas personas que hoy necesitan ese cobijo y ese espacio de reconstrucción?
¿Qué sucederá con lo arrebatado en nuestra casa, que es la casa de Dios, y de nuestros hermanos?

Al mismo tiempo nos cabe reflexionar sobre la actitud de nuestra Asociación y sus miembros activos, porque creemos que la Iglesia de Cristo no se hace pisoteando dignidades o sometiendo a comunidades, sino más bien levantando capacidades, talentos, ministerios y todo lo que contribuya para el propósito de construir el Reino de Dios y no el reino de los mezquinos intereses de unos pocos.

Una vez más, pedimos:
Al presidente de la Asociación “La Iglesia de Dios”, Pastor Miguel Ángel Benítez, habilite una mesa de diálogo donde resolver pacíficamente el conflicto, teniendo, como garantía de transparencia, veedores de los organismos ecuménicos mencionados.

Esperamos la respuesta favorable a los intereses de nuestra comunidad, que es nuestro Pueblo de Dios en lucha.

Con las manos en el arado, siempre.

Pastoral de la Comunidad Dimensión de FePastora Gabriela Soledad Guerreros
Pastora Zulema Carbone
Pastor Diego Javier Mendieta
Diaconisa Gladys González
Comisión Política de la Iglesia Dimensión de Fe
Asociación Casa de Todos

17 octubre 2014

¿A que le temen los que temen?

Si bien la inseguridad es un problema real que merece nuestra atención y políticas de Estado serias, también es cierto que el miedo es una política de control que los poderosos usan para mantener la “paz” social.
Todas las clases sociales tienen miedo. Algunos a la policía, otros a ser expulsado de sus casas con precarios papeles, otros a los pobres. ¡Cuánto miedo se les tiene a los pobres. Qué no pases por la vereda de a
quel barrio, que cuidado con las villas, que los negritos son ladrones…. En fin, una serie de prejuicios que los que dominan han impuesto a la clase media para mantener el orden social. Y ¡cómo me molesta esa palabra!: ¡Orden!. Orden y miedo son las palabras del dominio imperialista.
Pero ¿A que le temen los que temen? La verdad es que el miedo de la clase media alta está dirigido no tanto a perder la vida como a perder los bienes. Por eso las leyes que condenan los delitos contra la propiedad presentan más condenas que los delitos contra la vida.
La clase media tiene un miedo constante a perder su condición de clase. A que le saquen el auto nuevo, a que le roben sus ahorros. Y como su condición de clase es tan precaria que en cualquier momento caen en la pobreza, se aterrorizan. Las clases dominantes tienen nuevos esclavos: la clase media.
Recuerdo el esquetch de Olmedo cuando el pobre empleado le iba a solicitar al patrón alemán: ¿podría irme a casa hoy?, es que mi hija cumple 15 años y todavía no la conozco. El patrón lo trataba de vago, lo amenazaba con dejarlo sin trabajo y lo seguía esclavizando.
Bajando del colectivo, un hombre salía de su casa y al verme entró corriendo y espiaba por una hendija a ver cuando pasaba para poder salir tranquilo. Así no se puede vivir. Han sembrado el odio, el miedo y la desconfianza para poder vigilarnos mejor. En cualquier momento nos ponen las “telepantallas” de las que habla Orwell en nuestras habitaciones y nosotros agradecidos.
Es hora de salir del miedo, correr riesgos porque la vida es un riesgo, de aprender a ser humanos y darnos cuenta quienes son los inventores del miedo. Fijarnos quien impuso el miedo en la sociedad. A esos si hay que temerles

29 septiembre 2014

profetas

Recuerdo el último embarazo de mi señora, cuando faltaba sólo una semana para dar a luz recibió desde su tierra natal el llamado de un profeta que, después de conversar unos instantes y habiendo recaudado toda la información pertinente le profetizó: te profetizo en nombre del Señor que la semana que viene vas a dar a luz una niña. Dios es tan irónico que el parto se demoró una semana más de lo predicho por el médico.
En estos días recibí un correo de Juan Stam hablando de profecías que está muy interesante. El dice que profecía no es adivinar el futuro. Comparto cuando dice que “La gran mayoría entiende “profecía” como sinónimo de predicción o vaticinio, en el sentido exclusivo de su elemento predictivo. Esa definición se deriva de la cultura secular (los oráculos griegos, la Sibila, las "profecías" de Nostradamus) o hasta del ocultismo (videntes o "profetas" sensacionales que pretenden anunciar cosas secretas).”
Iglesias enteras tienen esta concepción ocultista. Es lamentable, pero es así. Además, muchos quieren acceder al “título” de profeta porque da prestigio, cosa que tampoco es bíblicamente real.
Pero entonces, ¿qué es ser profeta?
El término profeta viene del griego prophetes que básicamente puede traducirse"alguien que anuncia la voluntad de Dios". El término hebreo nàbîtiene la raíz nb´ que significa "llamar". De esta manera podríamostraducir la palabra profeta como: "uno que es llamado", o bien"uno que llama".
Por supuesto, iglesias coptadas hacen de los profetas hombres que revelancuestiones espirituales individuales y da mensajes para el futuro de la iglesia.Pero según la etimología, profeta es mucho más que alguien que ve el futuro.Es alguien llamado por Dios para dar un mensaje al pueblo; es un anunciador deDios.
Tres funciones básicas cumple el profeta:
1. Le muestra al hombre una nueva meta espiritual; 2) le muestra al hombre las alternativas entre las que debe elegir, y 3) protesta contra todos los actos y actitudes que hacen que el hombre se pierda a sí mismo y pierda también el camino de la salvación.
El profeta, primordialmente tiene la misión de mostrar al pueblo dos caminosa seguir. El hombre tiene la libertad de elegir cual de los dos caminos tomar.Hay un claro ejemplo de lo que venimos diciendo: cuando los hebreos pidieron unrey, Samuel tenía como objetivo mostrarle las dos alternativas; la opresiónque significaba una monarquía y la libertad de la confederación. El pueblotuvo la oportunidad de elegir entre las dos opciones y ni aún Dios se opuso asu opción equivocada.
No existe pues un determinismo en la vida de los hombres, lo determinado no erala conducta humana, sino las alternativas que estos plantean.
Sabemos que sin un poder espiritual, cualquier época revolucionaria produce unacatástrofe; de ahí la necesidad profética de una "nueva metaespiritual". Todo cambió político, social o de cualquier índole en elpueblo de Dios, debía estar sustentado en un gran poder espiritual para nofracasar.
Pero no era lo único que los profetas anunciaban. Los profetas se oponían abiertamente al fetichismo:
Los profetas saben que la adoración de los ídolos significa la esclavización del hombre
La idolatría no es mala porque "Dios es celoso"; Dios la prohíbe porque sabe que produce esclavitud en el hombre, lo aliena, lo lleva a la torpeza de poner sus fuerzas y esperanzas en un trozo de madera.
Pero los profetas no sólo anunciaban y prevenían, también denunciaban el falso camino.
Esto quiere decir que los profetas tenían un proyecto, un proyecto que guarda relación directa con el propósito de la confederación. De hecho, el mensaje profético es fundamentalmente antimonárquico. El plan profético tiene que ver con la propuesta confederada.
Los profetas ven con desagrado que Dios deje de ser soberano para ser reemplazado por un rey igual en todo a los reyes de las monarquías vecinas.
Por eso, el ámbito profético no es el palacio real, tampoco es el templo, sino que el ámbito profético es "el más estricto ámbito político", en otras palabras, los profetas no tienen en cuenta al rey como "representante de Dios", sino que mantienen la firme convicción de que Dios se revela enel pueblo.
Es así como, cuando se oponen a los reyes, en realidad están enfrentando dos proyectos virtualmente opuestos: las monarquías autoritarias versus la confederación teocrática.
Es por eso que en el pensamiento mesiánico, el Señor no viene como un monarca sino como un "Siervo sufriente".

02 septiembre 2014

homosexuales abstenerse

Leyendo un artículo en contra de la homosexualidad me convencí de que este gran pecado hay que condenarlo. De hecho, ¿Quiénes somos nosotros para contradecir la palabra de Dios?
Por lo tanto invito a todo el que me lee a cumplir fielmente con todos los mandamientos eternos de nuestro Dios.
Tendríamos que comenzar a guardar el sábado como día de reposo, Levítico lo dice. Además me arrepiento de todas las morcillas que me comí ya que el mismo libro que condena la homosexualidad también condena comer sangre
.
No deberíamos usar ropa de dos hilos porque lo prohíbe la ley eterna tampoco sembrar dos semillas en el mismo campo.
En estos momentos escribo desde la prisión por obedecer la palabra de Dios. Nos persiguen hermanos, nos están persiguiendo. Estoy entre rejas porque obedecí la Palabra y apedree una prostituta hasta matarla. Deberíamos hacerlo mas seguido.

O deberíamos aprender a leer la Biblia, estudiar e interpretar con madurez cada texto. Sí, mejor hagamos eso

04 junio 2014

arcoíris

Yendo a la parada del 276 veo desde la vereda de enfrente un hermoso arcoíris. Inmediatamente le saco una foto.
Cuando cruzo, alguien de la fila me pregunta: ¿había un ovni? Sonriendo le respondo que había un espléndido arcoíris. El hombre se cruza, se asombra y toma una fotografía también.
Al volver a la fila, poniendo cara de filósofo francés deconstruyendo un misterio ininteligible reflexiona: “pensar que los científicos ignorantes creen que esto es un fenómeno natural y no se dan cuenta que es una señal de Dios”
-¿No pueden ser las dos cosas? (pregunté)
-No mi amigo (contestó) para Dios las cosas son blanco o negro, no pueden ser las dos cosas
-¡Qué raro! (repliqué)
-¿Qué raro qué?

-Que Dios para mostrar que las cosas son blancas o negras nos da como señal un arcoíris multicolor

26 mayo 2014

la culpa de todo la tienen los inmigrantes

No mi amigo, el gaucho no es la mezcla de indios con españoles, es mucho más que eso, el gaucho es una clase social. Una clase social que luchó con fiereza por la independencia y después, las clases dominantes se esforzaron por hacerla desaparecer. Que la ley de vagancia, que la nueva época. Que estos anarquistas…  La cuestión que el gaucho fue empujado a la frontera, a pelear con sus hermanos los indios y a matarse entre ellos porque ninguno servía al naciente capitalismo.
Pero sí había algo de indio en el gaucho, también algo de español. Sus calzones puntillosos, camisa y pañuelo. Aunque después de la guerra de Crimea Francia nos vendió a los argentinos pantalones de “rezago militar” que, por finalizar la guerra, ya no le podían vender al ejército turco. Así, sin duda por lo económico que resultaba, el gaucho cambió su chiripá por las bombachas que hoy lo caracterizan. Así comenzó a tener algo de turco en su vestimenta.
Y tomó la guitarra, herencia árabe – española y comenzó a cantar esa música dolorosa y nostálgica que tiene nombre quimbunda: Milonga. Así que la milonga es también afrodescendiente; se necesitó un “negro” para que exista la milonga. Algunos estudiosos dicen que la Milonga deriva de la marinera limeña, o de la zamacueca, lo que la haría descendiente de peruanos también.
Y así pasaron los años y el gaucho tuvo que subirse a una carreta y venir a Buenos Aires para traer y llevar productos. Y mientras esperaba que le descarguen la carreta pensó que sería buena idea ir a un bailongo. Pero claro, vestido con esas pilchas no le permitían entrar. Así que un porteño piola, de esos que ven el negocio, se puso un improvisado boliche en la esquina y le alquiló un saco y unos pantalones. No pudo hacerle poner corbata, pero así, de pantalón, saco y pañuelo, con facón en la espalda entró al baile dándole nacimiento al compadrito.
Este compadrito, en la gran licuadora que se llamó conventillo, tal vez en la Boca, tal vez en San Telmo, mezclado con un judío, un “tano” un “gallego” un polaco y otros más fueron mezclando el italiano con el idish el polaco inventando esta merezunda que tanto nos caracteriza en el mundo entero y le llamamos lunfardo. También entre todos ellos parieron el tango, canción porteña que recorrió el mundo entero y que también es palabra de origen africano. Algún alemán que andaba por ahí perdido le puso un fuelle para que el tango tenga nostalgia.

Y ahora estamos vos y yo, sentados en este histórico bar de la Boca escuchando tangos y evocando a aquel indio, el gallego, el negro, el tano, el judío, y todas las demás influencias que esconde esa música mágica y vos, otario empedernido, que además te llamás Di Giovanni, venís a decirme que el problema de los argentinos es la gran cantidad de inmigrantes. 

20 marzo 2014

un gouvernement national et populaire


El gobierno argentino se apronta a pagar una deuda contraída por un gobierno ilegal con el cual los acreedores no deberían haber negociado, con el objetivo de comprar armas, hacer un gasoducto que terminó pagando gas del Estado y en solventar la fuga de capitales de los años 70.
“En 1985, un equipo de auditores del Banco Central demostró que una parte de losfondos nunca había llegado al país, pero la deuda igual fue reconocida por el gobierno de Raúl Alfonsín. Fue por recomendación del economista Carlos Melconian, actual consultor de la City y por entonces jefe departamental del Central.” (Alejandro Bercovich)
Hoy, el gobierno national et populaire, está negociando para pagarle con dinero de la reserva de todos los argentinos y los diarios progresistas como el Página 12 titulan este fraude de “Fraternité”
¿Hasta cuándo argentinos, nos vamos a seguir dejando engañar por la propaganda amarilla?
Estamos frente a un gobierno que paga reconstrucciones salariales en cuotas
Donde la variable de ajuste es el salario
Un gobierno que es el mayor culpable de la fuga de capitales
Que paga la deuda externa con el dinero de los jubilados
¿Cuándo vamos a decir BASTA CARAJO?

02 marzo 2014

el gomía Jesús


Siempre creí que nacionalismo y amor por la patria son cosas diferentes. Incluso hasta opuestas. Los argentinos, siempre extremistas, nos hemos parado históricamente en extremos del péndulo. O somos nacionalistas (así, con z) o hablamos de “este país de porquería”. ¿Se puede querer a su patria sin odiar a las demás? ¡Por supuesto que sí! Durante centenares de años los pueblos fueron creando una forma de ser, un idioma y costumbres que son, sin dudas, las formas que más sirven para sobrellevar la vida en ese entorno. Por lo tanto, sería más que tonto rechazar lo propio suponiendo mejor lo otro, sólo por ser extranjero.
En una época, los libros de texto escolares en Argentina, usaban un lenguaje que no era propio de nuestros lares. Muchos maestros enseñaban el buen lenguaje haciéndonos mencionar las “elles” que nosotros (al menos en Buenos Aires) pronunciamos como Ye. Las películas argentinas de mediados del siglo XIX usan un idioma llamado ridículamente “neutro” donde prevalece el “tú” sobre el vos o el che.
Vicente Battista, nos dice que: “ Entre 1957 y 1959 apareció “El Eternauta”, considerado con justicia un clásico contemporáneo. La historieta es colosal, un solo detalle la desmerece: sus personajes hablan de tu. Resulta incómodo sorprender a Favalli, a Juan, a Lucas Herbert y a Polsky en medio de una partida de Truco y oír de qué modo Favalli se dirige a su compañero de mesa: “Al cuerno con la radio, a ti te toca dar, Juan”. Esta discordancia de lenguaje nos mortificó hasta mediados del pasado siglo. 
“El voseo, natural en el Río de la Plata y en otros rincones de América latina, nunca tuvo buena prensa. El colombiano Rufino José Cuervo, autor del Diccionario de Construcción y Régimen de la Lengua Castellana (1886), lo consideraba de una "inaguantable vulgaridad". Un poco más cercano en el tiempo, nuestro Arturo Capdevila, obviaba las sutilezas y lo calificaba como "la viruela del idioma", "negra cosa", "verdadera mancha del lenguaje argentino" e "ignominiosa fealdad". Ambos se nutrían de lo postulado por Andrés Bello: “Es un anacronismo de la pluralidad imaginaria de segunda persona, que fue desconocida en la Antigüedad” —sostenía el erudito venezolano—,si personajes de nuestros días y de países en que la lengua nativa es la castellana, lo propio en el diálogo familiar sería usted ó tú”. Poco le importaba el lenguaje popular: “En las lenguas, como en la política no sería menos ridículo confiar al pueblo la decisión de sus leyes que autorizarlo en la formación del idioma", una concepción que se llevaba a los golpes con lo propuesto por Domingo Faustino Sarmiento.”
Esto sucede en el “idioma evangélico”. Hay un divorcio entre el habla cotidiana y el habla dentro de la iglesia. Se ora tuteando a Dios, pero nadie se anima a tratarlo de vos. Por definición, en el protestantismo, lo sacro y lo profano no deberían tener tal divisiones. Usar un lenguaje cotidiano y otro religioso genera un divorcio entre un Dios que se revela los domingos a un grupo de elegidos y el resto de los “vulgares”.
Creo que es hora de hacer cotidiano a Dios, de hablarle como a un amigo, de usar el idioma de todos los días para que él esté presente en lo cotidiano. Jesús habló en Koiné, el lunfa griego, ¿porqué no tratarlo como un gomía?

24 enero 2014

dice el inmigrante (parte uno)

El tema de “los extranjeros” es un tema complejo que siempre trae aparejada una serie de discusiones. Muchos países controlan y hasta prohíben a los inmigrantes. Les niegan el acceso a documentación para luego darle el falso mote de “ilegales” y poder perseguirlos con la conciencia más tranquilas (no los perseguimos porque son extranjeros, los perseguimos porque son infractores de la ley…)
Argentina fomentó la inmigración desde sus orígenes de organización nacional al punto de cometer el pecado inverso: discriminar a los nativos. 
Generación del 37
La llamada generación del 37, con Alberdi a la cabeza fomentó la inmigración europea. Porque con tres millones de indígenas cristianos católicos no realizaríais una república (1)
La idea del padre de las Bases era, según escribe a Sarmiento,  el poblamiento rápido y denso con inmigrantes procedentes de la Europa avanzada, nórdica o anglosajona (2)
Los inmigrantes alemanes o ingleses harían de nuestra América una patria de verdad debido a que con lo que tenemos, al decir de Alberdi no sacareis nada bueno.
Para el filósofo de la generación del 37 no era un tema racista, él quería una nación inserta en la revolución industrial y consideraba al nativo americano con ninguna experiencia en el tema y no consideraba así al inglés o alemán que habían experimentado dicha revolución.
No era así con su amigo Sarmiento quien parecía creer en la superioridad genética de los europeos del norte sobre nuestros hermanos americanos quien en una carta a Mitre le asegura que mientras haya chiripá no habrá ciudadanos (3)
Para el prócer sanjuanino sí era una cuestión racial ya que:  La sangre de esta chusma criolla incivil, bárbara y ruda, es lo único que tienen de seres humanos (4)
En carta a María Mann, Domingo Faustino asegura que con emigrados de California se está formando en el Chaco una colonia norteamericana. Puede ser el origen de un territorio y un día un estado Yanqui. Con este concurso genético mejorará nuestra raza decaída. (5)
Queda clara la diferencia entre un Alberdi que consideraba la “superioridad” nórdica como cultural y un Sarmiento que la consideraba cuestión de raza.
De cualquiera de las dos formas, vemos una marginación hacia el ser nacional (aborígenes y criollos) ante la aparente superioridad del europeo. Todo el esfuerzo de la generación del 37 estuvo puesta en la inmigración de la superioridad intelectual anglosajona.
Generación del 80
La generación del 80, hija intelectual de los pensadores del 37, se esforzaron en hacer una argentina a imagen y semejanza de la Europa industrial.
Para esto es necesario no solamente fomentar la inmigración de buenos ciudadanos europeos sino la extinción de los bajos elementos nacionales. Para ello asumió en 1880 el célebre presidente Julio Argentino Roca quien llevó a cabo el genocidio llamado “campaña al desierto”, continuación de la obra de Rosas y dejando a su paso un tendal de muertos no sólo por la espada del Ejército Argentino sino por enfermedades y miserias infectadas por la civilización europeizante. Parece ser que la campaña no era “al desierto” sino más bien una campaña de desertificación.
Pero la campaña de Rosas – Roca no fue la única. Menos conocida pero igual de genocida es la campaña que en 1879 hizo el Coronel Obligado al Chaco. Era necesario eliminarlos, había que poblar el norte argentino con gente rubia.
Y la inmigración comenzó a llegar. Gran número de personas bajaban diariamente de los barcos para trabajar la tierra. Sin embargo, no eran los rubios nórdicos que pretendían los intelectuales ochentosos. Italianos y españoles entre otros fueron llenando conventillos, haciendo paros, propalando el anarquismo. La chusma inmigratoria tomó la casa que la oligarquía argentina tenía preparada para la “gente bien” de Inglaterra y Alemania que, misteriosamente, nunca desembarcaron.
Anarquismo, socialismo, paros, leyes laborales, ocho horas de trabajo, el tango, los conventillos, los judíos, las culturas entreveradas asqueaban a los intelectuales de la generación del 80 que encontraron en la ley de residencia un escudo para defenderse de los avances de la chusma. Esta ley promulgada en 1902 también conocida como la “ley Cané” permitía expulsar a los extranjeros revoltosos que pedían mejoras laborales sin juicio previo.
Inmigración limítrofe
Aunque parezca mentira, hasta no hace muchos años atrás, la inmigración de españoles e italianos superaba a la de los países limítrofes. Desde la década del 90 Argentina es el país latinoamericano que más inmigración regional posee con más de un millón y medio de inmigrantes provenientes de los países limítrofes y Perú. Un cambio muy grande en un país donde no se tenía en cuenta a las poblaciones originarias diciendo que los argentinos “venimos de los barcos”.
Desde 2004, Argentina posee una ley de vanguardia donde se protege a todos los inmigrantes con documentación y acceso igualitario a la salud y educación.
Sin embargo, la ley no lo es todo y vemos con más frecuencia de la que quisiéramos a trabajadores extranjeros reducidos a esclavitud.
 Si bien la situación económica actual actuó como fuerza centrífuga para los extranjeros que venían por motivos económicos, la educación que es gratuita y (a pesar de los innegables esfuerzos de ciertos sectores) de calidad, ha aumentado notablemente. La UBA por ejemplo, ha aumentado su alumnado extranjero de 4598 en el 2007 a más de 12000 en el año 2013. Y no estamos hablando solamente de los países limítrofes; en 2009 el 39% de los estudiantes eran sudamericanos y un 10% de Centroamérica. Pero también tenemos un 16% de alumnos europeos un 27 de norteamericanos y un 1% de asiáticos. (6)
Hay algo interesante: ¿quién no escuchó en charlas de café criticar a los peruanos que vienen a estudiar a nuestro país porque es gratis? Sin embargo, en el 2009 había en la UBA 87 alumnos de esa nacionalidad contra 187 alemanes y 940 estadounidenses (7) ¿alguna vez escuchó, estimado lector, quejarse de los alemanes y norteamericanos que vienen a estudiar? Estimo que más de algún lector se esté desayunando de estos datos ahora. Sin duda, la discriminación hacia los inmigrantes latinoamericanos visibiliza su presencia mientras los europeos cultos y los norteamericanos pasan desapercibidos. Parece que el status y el color de la piel hacen visible a las personas.
Los argentinos venimos de los barcos
Eso es lo que nos quieren hacer creer. Según el genetista Daniel Corach más del 15 % de los argentinos proviene de una genética amerindia, más de un 4 % son afrodescendientes y tenemos un 63 % de la población que tiene antepasados indígenas. (8)
La realidad es que los que quieren mostrar una Argentina culta al estilo Sarmiento, deben ocultar nuestro pasado aborigen. La campaña al desierto ha dejado las balas (no todas) decidiendo usar el olvido y la ignorancia como poderosos fusiles puestos al servicio de la propaganda extranjerizante.


(1) Ciapuscio Hector, El pensamiento filosófico político de Alberdi, citando literalmente a Juan B Alberdi, pg. 164 
(2) Ob cit 163
(3) Carta 24/09/1861
(4) Carta a Mitre 20/9/1861
(5) Hernandez Arregui, ¿qué es el ser nacional? Pg. 100
(7) Id

(8) http://es.wikipedia.org/wiki/Composici%C3%B3n_%C3%A9tnica_de_Argentina