17 noviembre 2010

A LOS ARGENTINOS NO HAY CON QUÉ DARNOS

El premio que recibió en Venezuela el filósofo nacido en Argentina Dussel me hace pensar que a los argentinos no hay con que darnos. Somos como los gatos que caen siempre parados.
Cuando un extranjero hace algo importante en Argentina, es el gran logro nacional. Así mo nos interesa que Ladislao José Biro haya nacido en Budapest: la birome es Argentina; Di Cesare era italiano, pero el Bondi es argentino; que Federico Lelire haya nacido en París, ¿eso que importa? ¡estamos hablando de un premio Nobel argentino!...
Ahora bien, cuando un argentino como Dussel, se va a vivir a Méjico y se nacionaliza mejicano no usamos la misma lógica. ¡Dussel es argentino!...
Que lo parió, a los argentinos no hay con que darnos