17 enero 2013

juan 2:1-11


Un día nuestro Señor
Fue invitado a un jolgorio
Se celebraba un casorio
En pagos de Canaan
y Jesús fue para allá
no queriendo ser notorio

pero en medio de la fiesta
se acaba el vino patero
viendo el asunto fulero
María le mandó con tino
Mhijo: no tienen mas vino
Mande a comprar aparcero

Ese no es asunto mío
Dijo Jesús  intrigante
Pero la madre tajante
ordenó a los servidores
Háganle caso señores
Y tendrán vino al instante

Había junto a la puerta
Seis tinajas de buen roble
Las llenaron hasta el borde
Como Jesús ordenó
¡Seiscientos litros de agua
En buen vino convirtió!
El Sommelier llamó al novio
Y apartándolo le dijo
Todo el que tiene buen tino
Sirve primero el varietal
Y cuando se les calienta el pico
El de inferior calidá

Jesucristo hace milagros
Según la necesidá
Pal que quiere felicidad
Le transforma el agua en vino
Pero de verdad yo les digo
Que si el vicio a usted lo amarra
Le transforma el vino en agua
Dándole la libertá