01 abril 2008

teologia y discapacidad

ECUADOR
Encuentro de Teología y Discapacidad reclama inclusión de discapacitadosLas Iglesias, ocultan las discapacidades o las atienden con paternalismo, afirman
Convocada por la Red Ecuménica en Defensa de las Personas con Discapacidad, EDAN, y el Programa de Educación Teológica Ecuménica, se realizó en Quito, del 26 al 29 de marzo, la Primera Consulta Latinoamericana sobre Teología y Discapacidad.
A instancia del Consejo Mundial de Iglesias, y con la colaboración del CLAI y Visión Mundial, 48 personas- teólogos y teólogas, biblistas, entre los que se encontraban personas con discapacidad, familiares de éstos y especialistas en el tema- de diferentes confesiones de once países de Latinoamérica, se dieron cita en la consulta.
Los temas del encuentro, tratados desde las ciencias, la Biblia, la teología y las experiencias fueron: Imagen de Dios, Evangelización y Misión, Gracia, Bioética, Género, Sanidad y Salvación, Violencia, Derechos Humanos, Pobreza, Niñez y Pueblos Indígenas, en su relación con la discapacidad.
Como resultante de este análisis y reflexión surgió una Declaración que expresa la preocupación por los altos índices de inequidad y exclusión existentes en nuestros países, producto de un sistema que privilegia el egoísmo, el individualismo y el consumismo, generando condiciones para el incremento de la discapacidad.
También se analiza el rol de la Iglesia que, aunque depositaria de los altos valores del Evangelio, "mayoritariamente invisibiliza a las personas con discapacidad o las atiende con un enfoque paternalista y asistencialista". Añaden que de igual modo, "en sentido general las instituciones bíblicas y teológicas aún no han asumido en su quehacer la inclusión de la temática de la discapacidad en la formación de sus educandos".
No escapa el reconocimiento por las disposiciones legales y el establecimiento de políticas públicas que vienen implementándose en la mayoría de nuestros países, en concordancia con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, de la Organización de Naciones Unidas, ONU, aprobada por su Asamblea General en marzo del 2007. Así mismo el proceso, aún incipiente, que vienen desarrollando al interior de las iglesias y sus instituciones, ministerios, agencias, programas y proyectos, orientados a una comprensión cabal e inclusiva del tema de la discapacidad. "Son esperanzadores también los esfuerzos positivos llevados a cabo por algunas de las instituciones teológicas de la región al incluir en sus programas curriculares el tema de la discapacidad", subrayan.
La Declaración de Quito exhorta:- A las personas con discapacidad, para que se reconozcan como imágenes de Dios capaces de vivir en abundancia (Juan 10,10) cualesquiera que sean las circunstancias (Filipenses 4,1-12), así como a emplear sus dones y capacidades en la extensión del reino de Dios, y a reconocerse como sujetos de derechos: protagonistas de su desarrollo.
- A las iglesias, a reconocer en las enseñanzas de Jesucristo el valor de la dignidad humana y la vocación de Éste de servir a las personas con discapacidad, reconociendo y valorando los dones y aptitudes de este universo de personas, para poder arribar a la ansiada meta de una Iglesia de Todos y para Todos.
- A los Institutos, Escuelas, Seminarios y Facultades Teológicas, para que incluyan en sus currículos el tema de la discapacidad y que sean abiertas a la formación teológica de esta porción del Pueblo de Dios.
- A los gobiernos y diferentes actores de la sociedad a trabajar en la erradicación de los signos de muerte que generan el incremento de la discapacidad y la exclusión social.
La Red Ecuménica en Defensa de las Personas con Discapacidad, EDAN, está coordinada en América Latina por el reverendo cubano Noel Osvaldo Fernández Collot.