27 octubre 2009

¿Por qué no soy ecuménico? (o tal vez sí)

Soy cristiano protestante y si fuera ecuménico, debería tratar de unir mis esfuerzos evangelizadores con otros cristianos protestantes, ortodoxos y católicos.
Sin embargo, mis sentimientos chocan cuando leo noticias como la que hoy publica la Nación: nuestros hermanos católicos, le hacen juicio a los paganos mapuches debido a que estos, en protesta por el reclamo de sus tierras hicieron "piquete" frente a una iglesia construida por "san Perez Companc".
El 8 de diciembre de 2008, integrantes de la comunidad Curruhuinca, encabezados por el lonco Ariel Epulef, impidieron que el obispo Melani y una peregrinación de fieles ingresaran en la capilla para su inauguración, al argumentar que se trataba de una invasión, por supuesto falló a favor de la iglesia de perez companc.
¿De que lado debo estar yo como cristiano? ¿Del lado de la iglesia católica porque soy ecuménico? ¿O del lado de la justicia?
Fue Jesús quien dijo: bienaventurados los que lloran, los que sufren, los que tienen hambre y sed de justicia. Tal vez estas palabras nos lleven a comprender que ecumenismo no es estar a favor de instituciones si no a favor de aquellos que sufren la necesidad de la justicia.
Si es así, apoyar a los mapuches en oposición a instituciones represoras y arcaicas, en contra de una justicia hecha desde el poder sería la mas sublime manifestación de ecumenismo. Aunque parezca contradictorio: soy ecuménico, aunque ello me ponga del lado de enfrente de las instituciones cristianas.