29 diciembre 2009

Otra vez el campo corta las rutas.


Se trata de la ruta 8 y 9, a la altura de San Antonio de Areco. Sólo que esta vez el corte no fue planificado sino producto de canales clandestinos que, en su deseo de ganar más, los demócratas latifundistas hicieron para que su campo no se inunde.
Nada le importaron los mas de 3000 damnificados, nada le interesa a Biolcati, el demócrata presidente de la mas demócrata aún Sociedad Rural. A este buen hombre no le interesó ningún inundado sino que le hecha la culpa de todo al gobierno, ese que según dijo el mismo en un discurso "hay que descabezar"
Tampoco le interesó a De Angelis, el hombre defensor de los pobres que quería llevar el lomo a $ 80.- para favorecer a los que menos tienen.
En fin, el campo que vive en Palermo se sacó la careta y demuestra una vez mas qué poco le interesa el bienestar del pueblo argentino