02 septiembre 2014

homosexuales abstenerse

Leyendo un artículo en contra de la homosexualidad me convencí de que este gran pecado hay que condenarlo. De hecho, ¿Quiénes somos nosotros para contradecir la palabra de Dios?
Por lo tanto invito a todo el que me lee a cumplir fielmente con todos los mandamientos eternos de nuestro Dios.
Tendríamos que comenzar a guardar el sábado como día de reposo, Levítico lo dice. Además me arrepiento de todas las morcillas que me comí ya que el mismo libro que condena la homosexualidad también condena comer sangre
.
No deberíamos usar ropa de dos hilos porque lo prohíbe la ley eterna tampoco sembrar dos semillas en el mismo campo.
En estos momentos escribo desde la prisión por obedecer la palabra de Dios. Nos persiguen hermanos, nos están persiguiendo. Estoy entre rejas porque obedecí la Palabra y apedree una prostituta hasta matarla. Deberíamos hacerlo mas seguido.

O deberíamos aprender a leer la Biblia, estudiar e interpretar con madurez cada texto. Sí, mejor hagamos eso