02 diciembre 2009

de teólogos teóricos (cuento)

Quiero contarles una historia. La de una pareja de novios que decidieron mantenerse virgen hasta el matrimonio.
Dos años estuvieron de novios, bañándose con agua fría, saliendo a correr por el hipódromo para gastar energía y una serie de tretas que le permitían mantener firme su promesa.
Por fin, llegó el día tan deseado. El jueves se casaron en el civil, almorzaron juntos y aunque ya para la ley eran marido y mujer, decidieron irse cada cual para su casa pues aun no tenían la bendición del todo poderoso. No se vieron hasta el sábado para evitar cualquier tentación.
Ese sábado, a las veinte se vieron en la emotiva ceremonia después de la cual tuvo lugar una hermosa fiesta que duró hasta la madrugada y de allí mismo: ¡a la luna de miel!
El mediodía los sorprendió llegando a Bariloche. Ya en la habitación del hotel ella se puso todos los pertrechos que la hacían más hermosa y atractiva que nunca y fue a la cama donde su flamante esposo la esperaba con un excelente discurso acerca de la vida matrimonial. Después de la alocución que duró unos 40 minutos, el hombre se recostó y se dispuso a dormir.
¡Grande fue la sorpresa de la novia! Aunque supuso que el cansancio del viaje, la fiesta, los nervios, habían agotado a su cónyuge.
Al otro día, después de la visita guiada a los siete lagos y llegando nuevamente al hotel el marido dio otro gran discurso acerca de la satisfacción sexual en el matrimonio luego del cual se volvió a dormir.
Así siguieron los días discursando sobre el placer, el erotismo, la satisfacción sexual seguido de dulces sueños
Cada día el novio daba arengas más hermosas sobre la práctica sexual. Ayer, después de 50 años de discursivo matrimonio, la esposa virgen quedó viuda sin conocer la practica sexual propiamente dicha.
¿Qué le pasaba a nuestro amigo? ¿Estaba enfermo? ¿Loco tal vez? ¿Algún complejo de la infancia? ¡Nada de eso!. Lo que pasa es que el hombre de nuestro cuento era teólogo. Estaba acostumbrado a hacer teoría y pensaba que la cosa era la teorización de la cosa en sí.
Teorizó sobre el cristianismo, sobre la opción por los pobres, sobre la trinidad, sobre la evangelización pensando que la vida cristiana era lo que él pensaba sobre la vida cristiana.
Así se casó y toda su vida hizo teoría de la práctica sexual pensando que eso era sexo.
¡Pobre teórico! Murió virgen "de toda virgindad"

29 noviembre 2009

Ayuno y oración a favor de la homofobia

Es convocado por ACIERA para el martes 1 de diciembre. Dicen estar consternados por el permiso de una jueza de capital para que dos personas del mismo sexo contraigan matrimonio y llaman a orar por el respeto a los valores humanos.
Es un valor humano, según ACIERA que los homosexuales no tengan el derecho al matrimonio
Concluye la misiva diciendo que:
Considerando las Sagradas Escrituras, el matrimonio entre personas del mismo sexo es un hecho no aprobado por Dios, y en virtud del embate espiritual que ello significa en todo sentido, convocamos a aquellos hermanos que así lo deseen a clamar en ayuno y oración a nuestro soberano Padre para que su Santa Voluntad sea hecha en nuestro país y se detenga todo avance del mal. Además, siendo el día internacional de Lucha contra el Sida, asimismo oraremos por este flagelo y por la cantidad de víctimas para que sean libradas del mismo.
Mezclar "matrimonio gay" con "sida", creo, no fue un hecho fortuito.
La misma institución que mantuvo la boca cerrada en toda la dictadura, hoy considera falta grave e inmoral el matrimonio homosexual.
En fin, no apruebo ni desapruebo, sólo invito al debate con seriedad desde la base bíblica y científica y no desde el prejuicio y la homofobia