30 junio 2008

despenalización del consumo de drogas

El proyecto de despenalización del consumo de drogas está causando debate en el ceno de las iglesias evangélicas.
Los cristianos más fundamentalistas, se congregaron en plaza de mayo a repudiar la despenalización del consumo de drogas. Allí estuvieron Cynthia Hotton, el Dr. Christian Hooft, Vicepresidente de ACIERA (Alianza Cristiana de las Iglesias Evangélicas de la República Argentina), el Lic. Omar Diaz, especialista en criminología, y el Sr. Luis Botta, presidente del PROGRAMA VIDA entre otros representantes de la derecha evangélica.
También Biondini, líder del movimiento pro nazi en Argentina estuvo de acuerdo con el pensamiento de estos evangélicos oponiéndose a la despenalización del consumo de drogas.
El debate circula alrededor de qué es un drogadicto: si es un delincuente, tienen razón en meterlo preso. Si ser drogadicto es una enfermedad, pues entonces hay que despenalizarlo y el Estado no se tiene que dedicar a perseguirlo y encarcelarlo sino a recuperarlo ofreciéndole prevención, salud y contención gratuita.
Perseguir enfermos de la droga es como perseguir gente con gripe, angina o cáncer. ¿penalizaremos el Chagas o ayudaremos a su exterminio desde adecuados sistemas de salud?
Mientras la policía persigue a los enfermos, los narcotraficantes se enriquecen siendo estos los que deberían estar entre rejas.
Pero es lógico que la ultraderecha no vea el bosque porque lo tapa el árbol de sus prejuicios. Ven el síntoma considerándolo enfermedad. No hay que olvidarse que antes que cristianos son políticos de ultraderecha (del palo de Biondini ¿vio?)