19 diciembre 2016

El evangelio según San Malevo

CAPITULO 1
El nacimiento de Jesús fue así:
María, una chica jovencita que se debatía entre la niñez y la vida adulta fue visitada por un ángel que le dijo “Dios te salve María, llena eres de gracia”. Cuando escuchó tan raro saludo María se asustó, pero mucho mas se asustó cuando el ángel le dijo que iba a ser mamá. Se le cayó la muñeca de los brazos y dijo: Mierda! Entonces tener hijos no es como me explicó mi mamá.
Si María, es mas o menos así. Pero vos estás embarazada del Espíritu Santo.
José, tomaba mate en el patio del conventillo cuando un amigo se le acercó y le preguntó:
- Che josé, te veo preocupado ¿Te pasa algo?
- Es que la María está embarazada
- Uhhhh ¿Qué hiciste viejo?
- No, nada, es del espíritu Santo….
- Joseeeeeeeeeeeeee dejate de jodeeeer
José, que era bueno pero no se aguantaba el chamuyo decidió abandonarla de noche pero un ángel se le apareció (en esa época los ángeles tenían mucho laburo) y le dijo que lo que María le decía era verdad.
CAPITULO 2
Para esos días había un censo nacional, como en esa época la mujer no importaba, sólo se censaba a los hombres y como José era de la Caba tuvo que caminar con su esposa embarazada a censarse a San Isidro.
Cuando iban por Márquez y la avenida a María le empezaron los dolores de parto así que fueron a un hospital, pero se encontraron con un cartel que advertía que sólo se atendían vecinos de esa localidad, como María era santiagueña no la quisieron atender por mas que José suplicó a gritos. Pero un piadoso vareador que andaba por allí le dijo:
- Mirá no es mucho, pero yo hoy limpié el establo, si querés acá tenés la llave, andá mientras te busco una partera.
CAPITULO 3
Cuando la partera llegó halló al niño envuelto en pañales y acostado en un bebedero (sin agua por supuesto)
Tres presidentes de países lejanos vinieron siguiendo una estrella que se posó sobre el establo del Hipódromo de San Isidro. Ellos entraron y lo adoraron.
Fue así que Jesús comenzó con su ministerio. Siendo un niño indefenso, muy pobre, hijo de un carpintero, los tres presidentes se arrodillaron ante él. Jesús demostró a los mandatarios que su deber es el servicio a los mas pobres y no al revés.
CAPITULO 4
Cuando los tres mandatarios extranjeros se iban se les apareció un ángel (otra vez laburando los pobres, después creo que armaron un gremio) diciéndoles que no le digan al gobernador, porque quería matar a Jesús. Asi que ellos fueron por otro camino. Cuando el muy turro se enteró mandó a matar a todos los pibes menores de dos años.
Pero un ángel (ya estaba fatigado el pobre de ir y venir) le avisó a José y se fueron a egipto. Asi fue que Jesús, desde muy chiquito fue exiliado político. Eso debería recordar la gilada cuando habla mal de los extranjeros. Ese país que por el éxodo todos le tienen un poco de antipatía, acogió al salvador y le dio protección.

1 comentario:

Juan G dijo...

GENIALLLLLL!!!!